miércoles, 3 de agosto de 2016

SOPA DE MAÍZ FRÍA


Os propongo una sopa fría para intentar combatir este calor. A mi me gusta templadita, pero su forma ideal de tomarla es bien fría, y con las temperaturas que estamos sufriendo últimamente, creo que la mayoría elegiréis esta opción.





Y también vuelvo con mi ruta gastronómica de mis vacaciones, y esta vez toca a Austria, concretamente a Viena, que es donde estuve hace apenas, tres semanas.
Viena es una ciudad cara, aunque los sueldos de los austríacos es considerablemente más alto que el de los españoles, estando el sueldo básico sobre los 1.200 euros, por lo tanto, es comprensible que la consideremos una ciudad cara, y más en la zona turística.


He dudado qué edificio típico de Viena elegir para representarla. Una de mis opciones era la ópera, pero al final me he decidido por el Palacio Imperial de Hofburg, el famoso palacio de Sisi, pues al fin y al cabo, ocupa una gran extensión de Viena.



Y, ahora, ese paseo gastronómico, y qué mejor que empezar por su famosa tarta Sacher (pronunciada Sajer) y el hotel donde fue creada.  El hotel consta de una cafetería con tienda, un café y un hotel. Os aconsejo, que si queréis tomar su típica tarta, lo hagáis en el café, como veis es muy bonito y guarda ese aspecto imperial. Es normal ver cola en la puerta para poder entrar, pero no es excesiva, y en poco, tendréis sitio en el saloncito o en la terraza cubierta o descubierta.


En la carta del Café Sacher, podéis leer la historia de la creación de la tarta. Y en la foto podéis ver también la porción de tarta que me pusieron, muy rica, por cierto, aunque algunos otros españoles me dijeron que la suya estaba un poco reseca, os aseguro que la mía estuvo muy buena, pues probamos otras en otros restaurantes y eran totalmente industriales. También podéis ver el escaparate de la tienda Sacher en la foto grande.



Naschtmarkt es uno de los mercados más famosos de Viena, un mercado donde además de comprar productos frescos, podéis sentaros a tomar algo o comer. Todo cubierto de toldos para que el sol no apriete y concurrido lo justo, tanto de turistas como de vieneses. Os he puesto una foto de unas aceitunas rojas que vendían en muchos puestos y que por cierto, me dijeron que estaban bastante malas, ja, ja.
Y para espanto, el precio de las cerezas, a 14,80 euros el kilo, ¡¡ahí es nada!!



El mercado también tiene una gran variedad de panes, como el Briocheknopf dulce típico austríaco, típico en los desayunos de esta ciudad. Y esos nidos dulces, que me llamaron mucho la atención, pues tenían una pinta fantástica. Y la última foto, especias,  eran muchos los puestos que las vendían y con una gran variedad.


Y bueno, ya sabéis, que cuando sales por ahí y ves productos españoles, pues que parece que te alegras, y se me abrieron unos ojos enormes cuando vi el jamón de Joselito, que lo tenían ya más que repelado, ja, ja, y no sé si veréis bien el precio, pero era a 20 euros, 100 grs. Vamos, eso que yo me lo como para almorzar en nada, je, je, con este precio me lo tendría que pensar.


Más cosas típicas de Viena, como sus salchichas. También es famoso el vino, aunque vamos, viniendo yo de una tierra de buenos vinos, ni me molesté en probarlos. Y también os he puesto una foto del pescado, pues fue en el único lugar donde lo vi, pues ni en las comidas ni en las cenas que nos pusieron, en los tres países que estuvimos, brillaba por su ausencia, y sin embargo, nos inflaron a carne. Yo, ya, ni comía, me alimenté gracias a los dulces, para que luego digan que estos no alimentan, ja, ja.


Otra de las cafeterías típicas de Viena, el café Griensteild, el famoso café de los intelectuales, al lado de la entrada al palacio imperial. Con una variedad de tartas con un aspecto delicioso.



Y por último, algunas de las famosas chocolaterías vienesas, Wiener Schokoladeköning   y  Zum Schwarzen Kameel Patisserie. Os dejo los enlaces para que podáis saber más de ellas. Tengo que reconocer que no me gustan mucho los bombones vieneses, pero es que suelen abusar del mazapán como relleno o componente de ellos, y lo siento, pero a mi no me gusta el mazapán. Eso si, por dentro, todas las pastelerías son una auténtica monada.



Bueno, siento haberme extendido tanto hoy, pero es que Viena, da para mucho, y eso que me he dejado muchas fotos en el tintero, pero creo que para haceros una idea es suficiente.
Mi próximo y último destino: Praga
Si te has perdido el anterior (Budapest) y quieres verlo pincha aquí.


INGREDIENTES: 4 personas  DIFICULTAD: Fácil  PREPARACIÓN: 15 min  COCCIÓN: 17 min

-1/2 cebolla pequeña
-1 lata de 500 gr de maíz cocido
-1 pastilla de caldo concentrado de pollo o vegetal (o 500 ml de caldo casero ligero)
-150 ml de nata líquida
-aceite de oliva virgen 
-un puñado de palomitas de maíz (opcional)
-pimentón dulce


1. Picar la cebolla finamente y escurrir el maíz de la lata.




2. Poner en una olla al fuego con una cucharada de aceite de oliva y sofreír la cebolla picada. Incorporar el maíz y cocer durante dos minutos más, removiendo de vez en cuando con una cuchara.



3. Verter 500 ml de agua y la pastilla de caldo concentrado desmenuzada (o 500 ml de caldo casero). Dejar cocer 10 minutos desde el momento de su ebullición.



4. Dejar enfriar unos cinco minutos y triturar bien con la batidora.



5. Incorporar la nata líquida y mezclar. Dejar enfriar y guardar en la nevera mínimo 4 horas.



6. Servir en cuencos o vasos pequeños. Adornar con unas palomitas de maíz (opcional) y espolvorear con pimentón dulce al gusto. 



NOTA: esta crema está muy rica también caliente, así que la podéis consumir tanto en verano como en invierno. 







36 comentarios:

  1. Hola Isa!! Que gusstazo salir de la piscina a preparar el café y encontrarme con esta original sopa. Nunca he cocinado nada con maíz, a parte claro, de abrir la lata y añadirlo a ensaladas. El sabor final tiene que ser fresco y algo dulce no?. Ay, no se, no me la imagino así que tendré que probarla. Me ha encantado tu paseo bloguero por Viena, las cafeterías preciosas aunque soy de tu opinión con respecto al mazapán, sus bombones a usan de ellos y muchas tartas se exceden con el dulce, pero como dicen: allá donde fueres haz lo que vieres. Pues nada, a mimetizarse con el ambiente durante unos días y saborear Viena. Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Noelia!! la sopa es un poco dulzona, pero no en exceso. A mi marido le encantó, además es muy sencilla de hacer, pues no lleva nada de trabajo y se puede preparar con bastante antelación. A mi todo este tipo de cremas me gustan calientes, por lo que yo que la probé de todas maneras, la repetiré sin duda, en invierno. Pero me pasa con todas, la crema de puerros y todo eso, no me gusta fría, son manías, pero reconozco que me quedó muy buena.
      Pues si, los bombones vieneses sólo me saben a mazapán, y el chocolate tampoco es que esté muy bueno, para mi gusto claro, casi que prefiero unos normales de la caja roja de Nestlé, y muchos más baratos, ja, ja. Eso sí, las chocolaterías eran preciosas. Besitos y gracias por venir.

      Eliminar
  2. Hola Isabel!! Super original esta sopita, da ganas de probarla. La presentación te ha quedado muy bien, no sabía que se podía hacer sopa con maíz pero mira no tiene que estar mal... El maíz es un poco dulce y la mezcla con la cebolla y la nata tiene que quedar riquísimo! Yo en vez de pimentón dulce le pondré mi "piment d'espelette", para dar un toquecito picante jeje!
    Bueno bueno, vaya paseo más rico nos traes, igual que en tu anterior post te diré que allí parece que se han parado en el tiempo, a mi me gusta mucho el encanto que tienen estas cafeterías y tiendas. También me ha gustado mucho el "coffret" de la tarta Sacher, es monísimo pero debe valer un riñón! Jaja! No sabía que era tan cara la vida allí... Bueno y qué decir de esta Brioche pero habrás visto muchos más porque como bien lo indica el nombre de esta cuidad Vienne, su especialidad es la "viennoiserie" mmm.... jeje!
    Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Marina!! Pues la pimienta de espelta le tiene que ir fantástica a esta sopa. A mi es que no me gusta el picante absolutamente nada, pero reconozco que a los que os va, en esta mezcla tiene que ser fantástica. La mezcla está fantástica, sé que te gustaría, porque aunque es un poco dulce por el maíz, no lo es en exceso. A mi marido le encantó y me está diciendo que la vuelva a repetir. A mi me gustó más calentita, pero es que las sopas me gustan así, pero es sólo mi gusto, a quién le guste fría, también le va a encantar.
      Hice tantas fotos, que era imposible ponerlas todas aquí, pero se me han quedado muchas en el tintero y de muchas comidas típicas, pero ya me ha parecido excesivamente largo el post y tenido que seleccionar, ja, ja. Besitos y gracias por la visita.

      Eliminar
  3. Hola Isa, qué rica la cremita de maíz. Para mi mejor fría, y con muchas palomitas por encima... jajaja. Qué caro todo en Viena, pero qué bonito. Se nota que lo has disfrutado, como debe ser. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Hola Isa, me ha encantado esta sopa, y duldoza más si cabe, tiene que estar deliciosa, y menudo viaje te has dado, así me gusta, yo me voy ahora unos días que ya era hora de desconectar, las fotos preciosas y coincido con Alicia todo carisimo no!! lo bueno es que lo has disfrutado mucho y eso es lo que queda, yo con mi tablet a cuestas me iré para veros...Un besito y hasta pronto

    ResponderEliminar
  5. Hola!
    Me haz mostrado una combinación extraña para mi o bueno no es lo acostumbrado para mi paladar, primero nunca he probado la sopa de maíz y nunca una sopa ha estado fría, es un poco raro ese concepto pero puedo entender que va tirando más como a una crema, que son conceptos diferentes. Segundo que sea un poco más dulzona, debe ser algo curioso de probar y lo más probable es que me guste.
    Me han encantado todas las fotos, se ve que la pasaste de maravilla.
    Gracias por compartir la receta.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. ¡Buenos días preciosa! Me ha parecido una receta muy original. Hace tiempo que quiero usar el maiz en algo más que en ensaladas y esta sopa ¡me tienta! que además es muy fácil de hacer.

    La ruta gastronómica por Viena me ha encantado ¡ay esa tarta Sacher que me vuelve loquita! aunque coincido contigo en que para vinos mejor los de nuestra tierra

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  7. Hola Isabel muy original nunca la había visto y a mi el maíz me encanta así que seguro que la pruebo y creo que en frio jejeje las fotos del viaje me encantan las pastelerias adorables sobre todo para las golosas como yo seguro que habéis disfrutado un montón del viaje bssssssss

    ResponderEliminar
  8. Vaya receta más original!! en casa no tomamos mucho maíz pero me ha picado la curiosidad!!
    Gracias por este reportaje, lo mejor de viajar es lo que tú nos has mostrado, la variedad gastronómica, productos típicos y desconocidos, y visitar locales emblemáticos, me encanta!!

    ResponderEliminar
  9. Me gusta tanto templada como fría la crema se ve deliciosa!!! Veo que te gusta visitar los mercados jaja...Lo mismo que yo.. Yo a esas tartas y chocolates les daba un gran mordisco. Que pintaza!!! Buenas noches guapa. Bss.

    ResponderEliminar
  10. Me ha encantado leer tu viaje en Viena, jeje aún me estoy riendo yo con lo del jamón pues yo como tu no me iba a salir caro a mi los desayunos ahí si alguna vez voy a visitar esta ciudad iré a probar la famosa tarta donde tu dices.
    En cuanto la sopa de maíz nunca escuché algo parecido será cuestión de probarla para saber si me gusta, pinta tiene buena.
    Bueno espero ansiosa ver que nos cuentas de Praga.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Hola Isa!! Sopa de maiz fria?? que gran idea!! Me encanta la receta, me la apunto! Espero que disfrutases Viena, es una ciudad preciosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isabel,
      He visto que ayer no se publicó mi comentario, y ahora no me salía la casilla para dejar un comentario, así que lo dejo en donde indica responder:
      Qué bonita ciudad, tampoco la conocemos, ni Praga. Hay tanto por descubrir...
      Creo que gastronómicamente hablando me quedaría únicamente con los dulces, el resto lo tenemos en nuestra tierra requeterico jiji.
      La tarta Sacher tiene muy buena pinta, pero si me dices que en algunos establecimientos te la ponen industrial, pues menuda gracia, porque seguro que te cobran un ojo de la cara...
      La receta que nos traes me parece tan original que me he quedado anonadada, jiji, en serio, jamás se me hubiera ocurrido hacer una sopa fría de maíz, y encima le has puesto el toque de palomitas saladas, guauuu, qué creativa eres!!, para salir de dudas debería probarla un día, aunque me crea 'dudas' de si me gustaría. Ahora ya me has dejado con el gusanillo jijiji.
      Bueno guapi te dejo que voy a poner la mesa, mi marido está a puntito de llegar. Uf!!, siempre con prisas.
      Un besote

      Eliminar
  12. Vaya, es una idea estupenda para el verano, la probaré. Gracias por el paseo vienés. Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Nunca he probado una sopa de maiz!!!Las fotos preciosas!!saludos!!!

    ResponderEliminar
  14. Nunca he probado una sopa de maiz!!!Las fotos preciosas!!saludos!!!

    ResponderEliminar
  15. Hola Isabel!!! Que crema de maíz tan original!!! Tiene que estar buena, nunca la he probado!! El viaje por Viena muy chulo!! Falta que nos cuentes el de Praga, (ahí si que estado). Nos vemos la próxima semana!! Besos

    ResponderEliminar
  16. Hola Isabel!!! Que crema de maíz tan original!!! Tiene que estar buena, nunca la he probado!! El viaje por Viena muy chulo!! Falta que nos cuentes el de Praga, (ahí si que estado). Nos vemos la próxima semana!! Besos

    ResponderEliminar
  17. Hola Preciosa! Nunca la he probado en salado, pero he probado la versión dulce (un plato muy típico de brasil, crema de maíz) y estaba deliciosa, casi era solo maíz fresco y azúcar, seguro que el sabor a esta es super parecido cambiando un poco la entonación!!! Qué lujo de viaje, como se nota que lo que predomina es la comida!! Yo estudié para un trabajo la história de la tarta Sacher y siempre me he preguntado cómo sería comer la original, seguro que nada que ver con las nuestras! Vaya pedazo de sitios has visitado!!

    ResponderEliminar
  18. A mí estas sopas como que no ja ja

    ResponderEliminar
  19. A mi fria no me gusta demasiado la verdad jejeje, yo la prefiero caliente, y con picatostes, eso si cuando la hago prescindo de la nata, que tengo intolerancia a la lactosa y la de sin lactosa me sale a millón para echarle un chorrito....si la quiero hacer un poco mas cremosita le añado leche, y junto a la cebolla un poco de patata ;)

    besitos!

    ResponderEliminar
  20. Hola Isabel, una cosa tengo clara, las sopas frías parecen no entusiasmarte, casi siempre optas por tibias, yo me apunto a frías, cuando llegue el otoño-invierno ya hablaremos, jaja. Esta propuesta es bien sencilla, pero con toques de sabor, vamos a disfrutarla. Bstes.

    ResponderEliminar
  21. La prefiero caliente pero reconozco que tiene una pintaza exagerada, la probaré
    Espero tu opinión en mi último post, besitos!

    ResponderEliminar
  22. Veo que no te perdistes las tiendas de los pastelitos,yo soy igual,no se me escapa ninguna!!!saludos!!!

    ResponderEliminar
  23. Veo que no te perdistes las tiendas de los pastelitos,yo soy igual,no se me escapa ninguna!!!saludos!!!

    ResponderEliminar
  24. estupenda entrada...debe estar muy rica..fotos del viaje genial..un saludo desde Murcia y feliz verano.

    ResponderEliminar
  25. estupenda entrada...debe estar muy rica..fotos del viaje genial..un saludo desde Murcia y feliz verano.

    ResponderEliminar
  26. ¡Qué Maravilla de Viaje Isabel!
    A mí me hubiera gustado ver esas fotos que se quedaron en el tintero, jejej. Pero yo sé a veces uno quiere poner todas, pero es imposible. Y sí, con estas que nos has mostrado nos damos una idea de lo divino que es Viena.
    ¡La tarta Sacher se ve hermosa!, y todo lo que nos has contado y mostrado me tiene encantada. Siento que ya conozco un poco más de estas ciudades.

    La sopa de maíz fría está más que perfecta para esta temporada y me parece genial que cuando pase este calor intenso también la podamos comer caliente, así que es una buenísima sopa de maíz para todo el año.
    ¡El toque de las palomitas le fue increíble!

    ¡Miles de besos Isabel!

    ResponderEliminar
  27. ¡Hola Isabel! Qué deliciosos recuerdos de esta maravillosa ciudad que tanto nos ha enamorado tanto a Sol como mí. Curiosamente, creo que hemos sido de las pocas personas que no llegamos a entrar en el famoso Hotel Sacher a degustar su famosa tarta y eso que estuvimos a las puertas, pero finalmente, decidimos seguir el camino. Nosotros nos desquitamos de tanta carne, primero en uno de los locales de la cadena NordSee, comida algo cara pero de una calidad y sabor excepcional y otro día en la Taberna El Pulpo, donde nos pedimos unas paellas de marisco acompañadas de un vino austríaco, que, aunque son más jóvenes y con menos cuerpo que los españoles, entran de maravilla.
    Me alegro que disfrutaras de este viaje del que estoy convencido, te habrá sabido a poco, sobre todo ahora que estás de vuelta.
    Respecto a la sopa, aunque no soy muy de maíz, debo reconocer que tiene un aspecto de lo más delicioso.
    Te deseo que te lo pases muy bien en las vacaciones que te restan por disfrutar.
    Un abrazo y estamos en contacto.
    ¡Mil besos!

    ResponderEliminar
  28. que placer leerte ver las imágenes mirar tus recetas disfrutarlas
    mujer eres placer

    ResponderEliminar
  29. Estupendas fotos y receta especial de verano muy rica,abrazos.

    ResponderEliminar
  30. Estupendas fotos y receta especial de verano muy rica,abrazos.

    ResponderEliminar
  31. Las fotos de la recetas son preciosas, me encantan los tonos.
    Me gustan también las fotos de las chocolaterías de Viena. Me gustaría volver allí porque cuando estuve me quedaron sitios por visitar por falta de tiempo.
    La sopa de maíz nunca la he probado :O
    Un saludo :)

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por la visita!! Me encantaría que me dejaras un mensaje y me comentes si te ha gustado la receta. Si tienes alguna duda, también me puedes escribir al siguiente correo rescalvo7@gmail.com
Por cierto, no participo en cadenas de premios, ¡¡gracias!!