miércoles, 15 de marzo de 2017

TARTA FLOR DE CALABACÍN Y QUESO



Hoy me tocaba una receta salada, pero no me he podido resistir a traer una tarta, salada, eso si. Ahora que los calabacines han bajado de precio, porque hace tiempo que la tenía en mente, pero con el precio que llegó a alcanzar el calabacín, me pareció una locura. 




Y pensé que sólo de calabacín me iba a quedar un poco monótona, así que quise meterle algún otro vegetal más, pero no sabía qué le podía ir a este tipo de tarta. Y claro, es que no me gusta nada la berenjena, pero era lo más fácil de conseguir y le daría un poco de color. Así que ahí le he metido unas poquitas láminas de berenjena, que como le puse tan pocas y cortada con mandolina, casi transparentes, y con el potente sabor del queso, realmente ni noté que estaban en la tarta, lo reconozco, a pesar de mi animadversión a la berenjena. 


Bueno, la noté un poco, porque picaba, hasta se pensaron que le había echado picante, pero no, era la berenjena la culpable (no podía ser otra). No era amargor, pero me hubiera venido genial la receta de ayer de mi amiga blogera Lola, del blog Con sabor a huerto, donde explica en su receta Berenjenas con Queso Azul cómo quita ella el amargor a las berenjenas, y quién sabe, quizás se le hubiera ido ese sabor picante también.
Bueno, si a vosotros os gusta la berenjena, podéis alternar las capas como más os guste y en mayor cantidad que yo. 



INGREDIENTES: 6-8 personas  DIFICULTAD: Fácil  PREPARACIÓN: 30 min  REPOSO: 30 min COCCIÓN: 40 min

Para la masa:
-275 gr de harina
-100 ml de aceite de oliva virgen extra
-una cucharadita de sal
Para el relleno:
-1 calabacín mediano (400 gr aprox)
-un trozo de berenjena (75 gr aprox)
-175 gr de queso crema (o requesón, ricotta)
-2 cucharadas de piñones
-180 gr de queso de cabra
-sal y pimienta
-miel (opcional)

1. Para la masa: Poner en un bol amplio la harina junto con la sal. Añadir el aceite de oliva y mezclar con una cuchara de madera.


2. Añadir poco a poco unos 50 ml de agua. Ir añadiendo según se necesite, quizás no haya que añadir toda. La masa resultante tiene que ser manejable y que no se pegue en las manos. 



5. Hacer una bola con la masa, envolver en papel film transparente y reservar en la nevera durante 30 minutos.



6. Extender la masa con las manos previamente enharinadas en una tartera baja entre 26-28 cm de diámetro. Si la tartera es de cerámica o de silicona no hará falta engrasar, pero si es de metal, mejor engrasar con un poco de mantequilla o con un spray antidesmoldante. Aplanar con la mano bien la masa. Guardar en la nevera mientras preparamos el relleno.



7. Precalentar el horno a 200º C.  Con ayuda de una mandolina preferiblemente, cortar lonchas finas de calabacín y de berenjena. Si no se dispone de ella hacerlo con un cuchillo bien afilado lo más finamente posible (seguramente necesites en este caso más cantidad de calabacín y berenjena).  Reservar. 



8. Sacar la tartera de la nevera y pinchar todo el fondo y los laterales de la masa con un tenedor. Extender el queso crema. Si habéis optado por ricotta o requesón, lo podéis triturar previamente con la batidora para poder extenderlo mejor.


9. Espolvorear con los piñones y poner encima el queso de cabra cortado en rodajas muy finas. 



10. Partir las rodajas de calabacín y berenjena por la mitad. Rodear toda la tartera con una fila de mitades de calabacín alrededor de toda la tarta, con el corte hacia abajo y la parte redondeada hacia arriba.



11. Poner otra fila de calabacín y otra de berenjena.



12. Seguir alternando capas hasta llegar al centro de la tarta. Enrollar una rodaja de berenjena y ponerla en el centro para cerrar la tarta. 



13. Espolvorear la superficie de la tarta con un poco de sal y pimienta. Hornear a 200º C con calor sólo abajo durante 30 min. Después, bajar el fuego a 180º C y con calor arriba y abajo hornear 10 minutos más (si el horno es sólo de aire, hornear con un calor permanente a 170º C). 



14. Sacar del horno y dejar reposar. Servir tibia o fría. Antes de servir rociar si se desea con un poco de miel. 



NOTA: alternar las rodajas de calabacín y berenjena como más os guste. Yo he puesto más de calabacín que de berenjena, pero puede ser al revés perfectamente o mitad y mitad. 







42 comentarios:

  1. Hola Isabel!!
    Qué bonita tarta has preparado. La verdad que a mí me gusta mucho la berenjena, pero sé que si no está bien hecha puede llegar incluso a ser tóxica (siempre ingerida en grandes cantidades), llegando a provocar diarreas y dolor estomacal. Hace poco que me enteré.
    En tu caso pusiste muy poca cantidad y se horneó perfectamente, así que otro día la pones en agua muy fría con abundante sal y en principio no tiene por qué quedar amarga, yo siempre lo hago así, sobre todo cuando las hago rebozadas.
    Me encanta la combinación de queso y calabacín, una manera diferente de cocinarlo y yo SÍ que me quedo con el 'toque' de miel.
    Una tarta exquisita y con una presentación muy bonita.
    Pasa una feliz tarde.
    Besitos


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Sil!! Sabía que podía llegar a ser tóxica la berenjena, y pensé que por eso no me gustaba, que no era yo lista ni nada, ja, ja. Pero bueno, lo cierto es que tiene que ser consumida en grandes cantidades para ello. Pero le pasa a muchos alimentos más, o especias, como la nuez moscada, pero lo mismo, en pequeñas cantidades no pasa nada.
      Lo raro de mi berenjena es que si que la puse en agua fría, que no en sal, lo reconozco, pero no amargaba, de verdad que no, picaba como si le hubiera puesto mucha pimienta o algo así. Pero bueno, mezclada con todo, no se notaba mucho, sólo si la pillabas sola. Besitos.

      Eliminar
  2. No creo que picara tanto la berenjena la verdad porque ahora apenas pican nada, pero ya que me has nombrado, cosa que te agradezco enormemente, diré que el truco de la sal es tan antiguo como efectivo y cualquier amargor desaparece. Dicho esto, voy con la tarta, menuda maravilla, las dulces te quedan de escándalo, pero ésta con doble ración de queso y doble de verdura, amén de ese fondo tan rico, no tiene desperdicio ninguno, ni una miguita te dejaba yo. Y bonita es a más no poder. Solo hay una pega, que entre unas y otras ya vamos por marzo y te recuerdo que el verano está a la vuelta de la esquina, bueno en realidad me lo recuerdo yo a mi misma, que soy la que tengo el problema. Mientras llega o no llega, vamos a disfrutar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Lola!! Te aseguro que picaba y como un rallo, ja, ja. Hasta mi marido me dijo que qué picante le había puesto, pero bueno, como la cantidad era muy poca, sólo la notabas cuando la pillabas sola.
      Y lo del truco de la sal será viejo, pero como a mi no me gusta la berenjena, simplemente no la consumo y no sabía lo del truco. Cuando me regalan alguna, la hago en tempura y la meto en agua previamente unas horas, pero no sabía lo de la sal hasta que te lo leí ayer a ti.
      Y si, es verdad, la operación biquini ya debería estar en marcha, pero esta vez me parece que tampoco llego, ja, ja, y más que ya estoy pensando en algo dulce para la semana que viene, así no va a ver manera. Besitos y gracias a ti, .

      Eliminar
  3. Me ha encantado La preparar♪ suena liviana rica sabrosa y F►cil una gran receta bella chef

    ResponderEliminar
  4. Hola Isabel me has dejado boqui abierta que tarta más chula que has preparado, por no dejar atrás lo rica que estará!! A mi si me gusta la berenjena también el calabacín me parece una delicia y el queso ya lo remata de bueno vamos que no tiene ni gota de desperdicio.
    Ahora ire a ver las berenjenas de Lola yo las pongo en agua y sal y ya no amargan, de todas formas seguro que es una delicia, me llevo un trocito virtual pero la haré seguro.
    Un besazo y feliz semana

    ResponderEliminar
  5. ¡Muero de amor!

    Con razón llevo yo un rato pensando que tengo que sacar un hueco para pasar por tu blog que hoy es miércoles y habría receta nueva ¡menuda corazonada! aunque tampoco debo ponerme muchos méritos porque siempre traes recetas deliciosas y por tanto no es que tenga un sentido especial ja ja ja

    Me gustan mucho las tartas saladas y tiro bastante de ellas sobre todo en verano porque admiten los ingredientes que tengamos en casa y porque son un recurso estupendo para dejar la comida lista con antelación ¡o la cena!

    Y la tuya tiene todo lo que me gusta, a saber, queso a porrón y mucha verdura. Confesaré que me ha sorprendido leer que no te gusta la berenjena ¡a mí me encanta! Tendrías que haberme visto el pasado verano comiendo todas las semanas mousaka porque el huerto de mi padre daba berenjenas como si no hubiera mañana. Y mi pobre marido harto de comerlas ¡pero yo no me cansaba!

    No sé si la haré pronto o esperaré a los primeros calabacines del huerto ¡que así todo sabe mejor! pero que la hago ¡es seguro!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  6. Hola Isabel, vaya tirria que le tienes a la berenjena, quizás con el truco de la sal y el agua fría consigas cogerle ese punto para poder disfrutarla. Yo lo hago cada vez que tiro de esta verdura para cocinar, incluso me gusta más con la piel. Me encanta esta tarta de hoy, bonita, salada y muy apetecible con ese contraste que le aporta el queso y por supuesto, me apunto al toque final de la miel.
    ¡Un abrazo y feliz resto de semana!

    ResponderEliminar
  7. Hola Isabel ! a mi me paso con una , incluso despúes de tenerla en agua y sal aquello picaba a rabiar ,aunque no es lo normal,la tarta me encanta te ha quedado preciosa , aparte de lo buena que tiene que estar y es que a mi estas tartas saladas con el queso de cabra me encantan ,luego ya el resto de ingredientes ....
    besitos

    ResponderEliminar
  8. Buenas tardes Isa! No había empezado a leer tu entrada y los ojos se me han ido hacia la primera foto de la tarta, ¿eso que hay ahí en medio es berenjena? Y resulta que si! El ingrediente que menos esperaba encontrar en una de tus recetas esta presente en esta tarta. Ya solo con eso me has enamorado, y es que no hay combinación más sabrosa que la berenjena con queso de cabra y miel, por mi tierra es un bocado muy habitual en los bares de tapas. Pero no voy a quedarme solo con la berenjena, que ya veo que te la has comido con trabajito, el calabacín es otro habitual en mi cocina y me encanta usarlo en rodajitas dinas para hacer lasañas o rellenar pasteles, así que gracias por una nueva receta con la puedo comer algunas de mis verduras favoritas! Un besote!

    ResponderEliminar
  9. me ha encantado la receta¡¡¡ a parte de lucida es muy rica¡¡¡con esto dejo yo a unos cuantos con la boca abierta¡¡¡.
    besos crisylaura

    ResponderEliminar
  10. Isabel estoy flipando con tu tarta, la vi hace un rato en casa, pero tengo avería en el adsl y me tiro de los pelos, jajaja..., me han dicho que en 72h debería estar arreglado, así que ya llevo 48h, y de momento nada de nada (buaaaaaaah, jajajaja...!!!) así que me he venido a casa de mi madre a comentarte.
    Lo tuyo con la berenjena es como la ley de Murphy, mira que es mala suerte, que no te guste, y cuando decides comerla, va y pica, jajaja..., y cuando pica, pica, le hagas lo que le hagas, pero lo normal es que una vez puesta en agua con sal, o con mitad agua, mitad leche, incluso solo espolvoreada con sal, y luego le quitas el agua secándola con papel de cocina, tendría que ser más que suficiente. Lo normal es que piquen solo cuando son muy viejas, y comienzan a salir las semillas, también dicen que es porque la planta en la que nacen, se ha pisado, sí pisado, literalmente, y no se que sustancia hace que piquen los frutos, igual le sucede al pepino, y es cierto porque en el huerto de mi padre lo hemos podido comprobar. Teorías de botánica aparte, lo mejor es que si pican, o te las comes o las dejas, como los pimientos de padrón, jajaja...
    Y ahora sí, voy de una vez a por tu tarta; ¡¡¡Madre del amor hermoso!!! Qué bonita te ha quedado, que sepas que la pienso copiar, porque precisamente lleva las dos verduras que más me gustan, y las compro casi todas las semanas, no podría vivir sin ellas.
    Me encanta una buena disposición de los ingredientes, en mi cocina incluso la ensalada más sencilla la preparo de manera vistosa, la comida por la vista entra, y no es lo mismo comer un trozo de tu tarta, con esa forma de flor tan bien hecha, que un plato con los ingredientes tirados de cualquier modo, sin orden ni concierto, y que ni siquiera se sepa lo que lleva.
    Una ejecución perfecta, para una tarta exquisita.
    Besos, y espero que la vuelvas a repetir, verás como al final le tomas el gusto a esas berenjenas, aunque como no hay dos sin tres, lo mismo vuelve a picar, jajaja...

    ResponderEliminar
  11. Me gusta mucho la manera que has tenido de presentar esta tarta de verdura, al modo de tarta repostera, no puedes evitar que salga tu vena dulce, jajaja. Realmente es todo delicadeza. Alguna vez sí que me he encontrado con berenjenas que picaban, deben ser razas más "salvajes", digo yo, y no son agradables de comer, sin más las he tirado pues ya no se trata de amargor, sino de picor. El amargor lo elimino una vez lavadas y cortadas poniéndolas en un colador, rociadas con sal gorda, sin agua, luego las lavo,las seco bien y ya las uso. La verdad es que en saliendo picantes, lo mejor es tirarlas, alguna vez leí que suelen arreglarse rociándolas con limón o vinagre blanco pero no he probado si es efectivo. Tu lucha con las berenjenas debe acabar pues cuando son buenas (prefiero las del verano y septiembre, a pesar de todo) son excepcionales, un bocado delicioso, además de lo que con ellas se cocina que es una infinidad de comidas a cual más rica.
    Entiendo que tampoco te hagan mucha gracia los pimientos, jajaja. Muchos besos preciosa.

    ResponderEliminar
  12. Me gusta mucho la manera que has tenido de presentar esta tarta de verdura, al modo de tarta repostera, no puedes evitar que salga tu vena dulce, jajaja. Realmente es todo delicadeza. Alguna vez sí que me he encontrado con berenjenas que picaban, deben ser razas más "salvajes", digo yo, y no son agradables de comer, sin más las he tirado pues ya no se trata de amargor, sino de picor. El amargor lo elimino una vez lavadas y cortadas poniéndolas en un colador, rociadas con sal gorda, sin agua, luego las lavo,las seco bien y ya las uso. La verdad es que en saliendo picantes, lo mejor es tirarlas, alguna vez leí que suelen arreglarse rociándolas con limón o vinagre blanco pero no he probado si es efectivo. Tu lucha con las berenjenas debe acabar pues cuando son buenas (prefiero las del verano y septiembre, a pesar de todo) son excepcionales, un bocado delicioso, además de lo que con ellas se cocina que es una infinidad de comidas a cual más rica.
    Entiendo que tampoco te hagan mucha gracia los pimientos, jajaja. Muchos besos preciosa.

    ResponderEliminar
  13. Hija de mi vida que perfección!! me hubiese dado pena hincarle el diente!!
    Leyendo lo que te pasó con la berenjena del punto picante, tengo que decirte que a mi me pasó con los calabacines, jajaja, hice un puré de calabacín y quesitos, el típico, y el puré picaba!! como un demonio!! te aseguro que berenjena no llevaba jajajaja,
    Sea como sea la pintaza es indudable , eres una artista!!

    ResponderEliminar
  14. Qué tarta tan preciosa te ha quedado, Isabel, se nota la dedicación y el trabajo bien hecho hay que premiarlo con un buen comentario, lleno de halagos y aplausos!! 👏👏👏👏👏👏👏👏 Me encanta, no solo lo linda y atractiva que te ha quedado tu tarta, sino lo rico que debía estar... mi marido te habría hecho la ola, pues ama el queso de cabra y la ricotta.
    A mí me encanta la berenjena y también el calabacín, así que quizás me animé a probarla también. Me encantaría que viviéramos algo más cerca para que ambas pudiéramos deleitarnos con nuestros respectivos platos, de vez en cuando... Una semana más me voy de tu rinconcito con muy buen sabor de boca. Besos guapa!! 😘

    ResponderEliminar
  15. Mi niña, entrar en tu blog es ver florecer la primavera.
    ¡Vaya tarta más bonita que has logrado! Talmente parece una linda flor y no dudo de que tiene que estar buenísima.
    Es la primera vez que veo una tarta salada tan bonita.
    La combinación de sabores me parece fenomenal, yo no tengo ningún problema con las berenjenas, me gusta todo lo que le has puesto.
    Te dejo un fuerte abrazo y te deseo que disfrutes de una estupenda semana.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  16. Hola Isabel! Creo que he tenido mucha suerte con las berenjenas desde siempre porque a mi me encantan y las como mucho, pero el otro día mi prima me pregunta por lo amargo de la berenjena y yo le dije que a mi no me saben a amargo... Y ahora llevo unas cuantas veces viendo en los blogs que amargan y ahora que pican!!?? Jaja!! No tenía ni idea vamos... La primera vez que lo oigo pero bueno veo que hay soluciones así que si un día me pasa pondré en práctica estos consejos que nos dan nuestras queridas amigas blogueras 😊
    Bueno, voy con la tarta! Pero eso qué es???! Qué pena da comérsela por lo linda que te ha quedado y se nota que le has puesto todo tu amor porque es un poco laboriosa y largo de repartir bien las lonchitas. Es fantástica y para mi la sorpresa esta dentro, justo debajo de esa capita perfecta floral jeje! Cabra y queso crema,perfecto para suavizar lo fuerte que puede ser el cabra (aunque a mi no me importa, cuanto más fuerte mejor jeje!). Bueno pues que te doy mi enhorabuena y me apunto la receta porque te aseguro que tarde o temprano la haré!! Un besazo!!

    ResponderEliminar
  17. Olé y olé!! Estoy de pie aplaudiendo!! Qué arte hija mía, si ese don especial que tiene en la repostería que elaboras también lo tienen en tus receta saladas. la que es artista como tú lo es para todo. Una tarta de lujo, perfecta en cuanto a ingredientes, al menos para mí y más bonita imposile. Un beso guapísima!!

    ResponderEliminar
  18. Hola Isabel!! Que tarta tan original, me ha encantado la presentación y lo sencilla que es de preparar. Yo también soy más de calabacín que de berenjena pero reconozco que la mezcla de colores en la tarta queda muy bien con ambas ;)
    Besos, Ángela

    ResponderEliminar
  19. Que preciosidad de tarta Isabel, y tan casero todo, hasta la masa, además las rodajas de calabacín tan bien cortadas que da gusto verla. Me gusta mucho esta receta y te ha salido genial, enhorabuena, eres un genio en la cocina!! besosss

    ResponderEliminar
  20. Que maravilla de tarta has preparado, que bien puesta y que rica. Lo de la berenjena yo siempre lle pongo sal, la lavo la seco y listo y que las berenjenas sean tiernas. Yo pensé que le habías puesto picante jaja, el oro día mi hija hizo un batido de fresas y plátano y quería ponerle canela y le puso especies para los callos o cominos, yo casi me muero de risa y lo mejor fue que me dice pues no me lo tiro eehh!! con la fruta tan buena que le he puesto como para tirarlo y se mondo al pecho, te juro que llore con la risa, decía que sabía a rayos. Anecdotas a parte la tarta en cuestión aunque este picantita a un buen trozo no me resistiría...Bess

    ResponderEliminar
  21. Isabel, ¡qué espectáculo de tarta! Al ver lo de flor de calabacín lo primero que pensé es: "¿dónde habrá conseguido las flores?" Pues sabes que en italia se rellenan y se frín las famosas fiori di zucca, luego ya me di cuenta de tu fantástica tarta que es una flor en sí misma. Una combinación divina. Esto también lo tengo que probar. Lo que digo, voy a terminar yendo a la playa vestida de buzo y rodando por las escaleras de la playa. Oh my God! No sé qué voy a hacer para no cocinar y probar y probar. Todo me lo comería con un gusto tremendo. A ver si tengo suerte y ponéis algo feo o con mala pinta así me consuelo. Yo de momento sigo haciendo km con mi bici por si las moscas. Besazos

    ResponderEliminar
  22. Hola Isabel, en primer lugar diré que tu tarta es bella y aunque tristemente no pueda comerme un trozo ahora mismo, estoy segura que es una divinura!
    Leyéndote sobre tu animadversión a las berenjenas me he sentido un poco aliviada saber que no estoy sola en este mundo, jaja! Le decía a Concha en su último post que también eran unas berenjenas, es que ni las pienso cuando voy a la compra, realmente no me emocionan y eso que me gustan mucho las verduras. Pero creo que hay que darles una oportunidad así como lo has hecho tú.
    Y por cierto que siempre escucho quejas de la gente sobre el picor de la berenjena, imagínate que tampoco me gusta el picante, pa' rematar, jaja!!
    Besos!!

    ResponderEliminar
  23. Guauuuu, se ve delicioso! me encantan este tipo de tartas saladas y más aún si lleva calabacín y queso de cabra, me la guardo para hacerla ;)
    Saludos guapa!

    ResponderEliminar
  24. Hola Isabel, que presentación más bonita le has dado a esta tarta salada, me encanta. A mi para que tu veas las berenjenas me gustan mucho, si que es cierto que algunas pican más de la cuenta, mi madre siempre el ponía sal y las lavaba, yo hago lo mismo, pierden casi todo el picor. Lo cierto es que a mi me a gustado mucho la combinación de sabores que le has puesto, estoy segura de que tiene que estar muy rica, me apuntaría a un trozo ahora mismo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  25. Hola Isabel, imperdonable que no te guste la berenjena, salvo que sean ecológicas, las que hay en el mercado habitualmente aportan poco sabor, así que no te puedes quejaaaarr. Anímate a compartir más elaboraciones de este tipo, te ha quedado fantástica. Feliz semana, bstes.

    ResponderEliminar
  26. Una tarta salada preciosa!!!
    Un saludito

    ResponderEliminar
  27. Yummmmm this looks amazing! Your blog always makes me want to eat lol. How do you get so many ideas for what food to post?

    Amy;
    My Latest Post

    ResponderEliminar
  28. Hola guapísima !!!
    Empiezo felicitándote por tan preciosa tarta y por lo rica que tenía que estar. Se nota la mano repostera y lo bien que has llevado a cabo la consiguiente distribución del calabacín. Si te digo la verdad, me ha recordado ligeramente a una pizza de berenjenas que pubiqué y que hago a menudo porque me encanta.
    Ya veo que sigues con tus "problemas" con la berenjena, hay tirrias que no se pueden remediar jaja Si te digo la verdad, desde hace un montón de años no me he tropezado con ninguna berenjena que amargue ni pique. En casa también le echaban sal y las ponían a remojo para remediarlo, pero como ya te digo, todo ese proceso me lo ahorro porque no lo hacen, por lo menos las que compro.
    Ahora mismo me derretiría por un buen trozo de tu tarta, y repetiría con gusto, no lo dudes.
    Felicidades de verdas, me ha encantado.
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar
  29. Que la comida entra por los ojos no hay duda...pero tú tarta es tan preciosa que los enamora al instante!!
    Bueno, y entre la masa casera, quesos y calabacín y berenjena, una delicia! aunque tú para una vez que pones berenjena...la gafas y te toca picante, vaya :( qué mala pata, niña! jaja
    Muchos besos!!

    ResponderEliminar
  30. Isabel, vaya flor que nos presentas, ni en el jardín de mi suegra jajaja Visualmente es muy atractiva y seguro que rica tiene que estar muy rica, a pesar de la berenjena, que mira que no gustarte jajaja con lo buenas que están, para los que nos gustan claro. He flipado con la disposición que haces de las rodajas tan perfecta, se nota que le pones cariño a lo que haces, se nota y mucho!!

    Buen fin de semana!!!

    ResponderEliminar
  31. ¡Hola Isabel! Que buena se ve tu tarta... es preciosa también. .. la verdad que a mi me encanta tanto el calabacin como la berenjena... y con el queso... ohhh! Que bueno... Pero mira que yo como en casa berenjenas y nunca me han picado... si que es verdad que algunas amargan más que otras... pero lo del pique es nuevo para mi.. ¿a ver si las están casando por ahí arriba con una guindilla y es una nueva variedad...? jajaaa. . ¡Feliz fin de semana corazón!

    ResponderEliminar
  32. Hola Isabel. Siento mucho no haber podido visitarte antes. Sé que publicas los miércoles pero ese día me fue imposible hacerlo y ayer jueves también estuve fuera. Así que hoy aprovechando que tengo algo de tiempo, poco es la verdad jj, paso para comentarte.
    Ayer como te he dicho estuve en Valencia recorriendo las Fallas. No sé si tu has podido verlas o aprovechas el fin de semana para hacerlo, seguro que sí jj.
    Hay una cosa que me ha sorprendido jj y es el que no supieras como se le quita el amargor a las berenjenas. Veo que te has fijado en Lola y ya lo sabes.
    También me sorprende que no te gusten las berenjenas, es raro jj porque si fuera yo sería normal ya que soy un poco raro con algunos ingredientes y me ha extrañado que tu también las tengas jj. A mí me encantan, dicho sea de paso.
    Esta tarta que has hecho con calabacín y con alguna rodaja de berenjena, además de ser una obra de arte en su presentación debe ser una delicia en su degustación. Para los amantes del queso seguro que disfrutarán saboreando un gran trozo. A pesar de que yo no soy muy amante del queso he de decirte que viendo su aspecto me comería un buen trozo porque tiene que estar de fábula.
    Que disfrutes de este fin de semana y si vas a Valencia que disfrutes de los últimos días de Fallas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  33. Pero que maravilla como ha quedado esta tarta de calabacin con queso y como no deleitarse con algo asi ha debido ser lo mas en el que no pongo en duda que deberia estar rica rica. Besos y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  34. Hola, qué tarta tan bonita y saludable, seguro. Las fotos , preciosas. Besos guapa.

    ResponderEliminar
  35. Isabel, me encanta la decoración la receta, el paso a paso, todo!!!!!
    que rica se ve, me llevo un gran trozo
    besos

    ResponderEliminar
  36. Hola Isabel pues queda preciosa y a mi la berenjena me encanta mucho mas que el calabacín jejejjeje así que la combinación perfecta y encima la masa casera ya no se puede pedir mas un beso feliz finde

    ResponderEliminar
  37. ¡Que fina!
    Es ideal, tanto esta buena, seguro, como muy bien presentada. Un paso a paso muy bueno. Perfecta, como siempre.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  38. Que tarta más vistosa Isabel. La verdad es que no me gusta mucho la textura del calabacin aunque sí su sabor. Aunque con el resto de los ingredientes quizás se camufle un poco, me la guardo por si me animo a prepararla.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  39. Perfecta y deliciosa sin duda. De 10
    Un abrazo, Clara

    ResponderEliminar
  40. ¡Tiene una pinta estupenda! Y los ingredientes me encantan. RIQUÍSIMO :)

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por la visita!! Me encantaría que me dejaras un mensaje y me comentes si te ha gustado la receta. Si tienes alguna duda, también me puedes escribir al siguiente correo rescalvo7@gmail.com
Por cierto, no participo en cadenas de premios, ¡¡gracias!!