martes, 31 de octubre de 2017

PASTEL HÚMEDO DE CHOCOLATE


Hoy he adelantado el día de publicación porque mañana es festivo, y he pensado dejaros a todos descansar. Además, hoy es Halloween, esa fiesta que poquito a poco, está llegando a nuestro país y todo lo terrorífico (divertidamente hablando), nos inunda ya.
Hace varios años, nosotros, decidimos hacer un castillo del terror para sacar dinero para Cruz Roja Juventud. Y pensamos hacerlo con chicos y chicas adolescentes con los que normalmente no trabajábamos, y que algunos, eran un poco conflictivos.
Así que el ayuntamiento, muy amablemente, nos prestó el colegio de infantil para tal fin y hasta la asociación amigos del carnaval, nos prestó su ataúd del entierro de la sardina.





A cada uno, le pusimos un papel, alguno no muy acertado, al fin y al cabo, los que lo organizábamos, tampoco éramos mucho más mayores que esos adolescentes, y aún hoy, no entiendo, como a uno de los chicos más deprimidos moralmente, le pusimos de ahorcado, con una cuerda al cuello todo el tiempo que duró el castillo del terror o al más introvertido, encerrado en una jaula.
Yo también quería hacer de malvada, pero no me dejaron, todos convencidos, que no daba el perfil ni de lejos, así que, aquello se convirtió en algo atípico, nuestro castillo del terror, también tuvo un apartado happy flower donde yo los esperaba vestida con un camisón tupido largo azul cielo de mi hermana mayor, con encaje blanco, con mi pelo rubio largo suelto y con una bata de gasa larga del mismo color, donde les ponía música a los aterrorizados visitantes y los relajaba un poco, mientras les hablaba dulcemente y les hacía que todos nos diéramos la mano en círculo, y se metieran aún más en el juego. Aunque creo, que si salían felices de mi apartado, eran más debido, a unas hiervas legales (o eso creo) que los chicos me trajeron y pusieron por todo el suelo como césped y que yo sólo sé que salía de allí con un dolor de cabeza enorme y dándome todo vueltas.


El castillo del terror fue todo un éxito de visitantes y como mucha gente se quedó sin poder entrar, decidimos repetirlo al día siguiente. A la mañana siguiente, durmiendo toda extenuada, me llamaron por teléfono, para decirme que se había prendido fuego nuestro castillo del terror. El incendio, se había producido dentro del ataúd, así que muy probablemente, el chico que hacía de conde Drácula, tuvo que fumar dentro del ataúd y alguna colilla se quedó allí y armó la que armó.
Tuvimos que encargar al carpintero, otro ataúd para el entierro de la sardina de la asociación del carnaval. Los niños de infantil, estuvieron una semana sin poder ir al colegio hasta que les pintaron y adecentaron el colegio y ya no hubiera peligro de mal olor. Menos mal, que el ayuntamiento se hizo cargo en la limpieza y la pintura, porque sino, aún hubiéramos quedando debiendo dinero. 
Como podéis imaginar, no repetimos la experiencia. ¡¡Feliz Halloween!!


INGREDIENTES: 6 personas  DIFICULTAD: Fácil  PREPARACIÓN: 20 minutos  COCCIÓN: 40 min

Para el bizcocho:
-200 gr de chocolate para postres
-175 gr de mantequilla
-175 gr de azúcar
-4 huevos
-100 gr de harina
-1 cucharada de levadura química en polvo
Para el sirope:
-75 ml de café largo hecho en casa
-100 gr de azúcar
Para la decoración:
-100 ml de nata líquida
-150 gr de chocolate  para postres troceado
-4 cucharadas soperas de caramelo líquido
-un poco más de chocolate para decorar

1. Trocear el chocolate para hacer el bizcocho y derretir poco a poco en el microondas mientras vamos removiendo cada vez que lo saquemos del microondas. Reservar.



2. Precalentar el horno a 180º C. En un bol poner la mantequilla en trozos y reblandecida (la podéis meter unos segundos en el microondas para ello), junto con el azúcar. Batir todo con ayuda de unas varillas eléctricas.



3. Incorporar los huevos uno a uno y batir después de cada adición.


4. Añadir el chocolate fundido y seguir batiendo con la batidora.



5. Mezclar la levadura en polvo junto con la harina y tamizar encima del compuesto anterior. Esta vez, ir mezclando con una espátula suavemente pero integrando bien la harina.



6. Engrasar bien un molde de plum cake de unos 26 cm de largo y verter la mezcla en él. Nivelar la superficie y hornear a 180º C (170º C con aire) durante 40 minutos, o hasta que al pinchar un palillo en el interior, éste salga libre de masa.



7. Mientras se hornea el pastel, haremos el sirope: calentar el café largo en el microondas, sacar e incorporar el azúcar. Mezclar bien y dejar que se enfríe. 



8. Dejar enfriar el bizcocho dentro del molde de 5 a 10 minutos antes de desmoldar. Poner encima de una rejilla con una bandeja debajo una vez desmoldado. Pinchar la superficie del pastel con una brocheta, sobre todo por los bordes del pastel, pues siempre se queda esa zona más reseca, e ir rociando poco a poco el pastel con el sirope de café. No añadir más líquido hasta que no se haya filtrado todo en el interior del bizcocho. Así hasta que terminemos todo el sirope. 



9. Por último, haremos una salsa para decorar el pastel. Hervir la nata líquida en el microondas, sacar y añadir el chocolate troceado. Remover bien hasta que el chocolate se haya fundido del todo.



10. Por último, incorporar las cuatro cucharadas de caramelo líquido. Mezclar bien.



11. Con una cucharilla, ir rociando esta salsa por encima del pastel. 



12. Decorar con trocitos de chocolate picado y servir.



NOTA: guardar el pastel sobrante envuelto en papel film o dentro de una bolsa de plástico para que no se reseque.

40 comentarios:

  1. ¡Hola Isabel!

    Como comentaste en mi blog que ibas a adelantar el día de publicar esta semana he venido rauda y veloz a llevarme un trozo de este magnífico pastel de chocolate y café. Es una combinación que me apasiona (aunque creo que no tengo nada con estos ingredientes publicado en mi blog!

    El aspecto es fantástico ¡salta a la vista lo bueno que está! ¡yo repetía fijo!

    La historia de vuestro castillo del terror ¡sí que da miedo! El reparto de papeles sin lugar a duda no fue lo más acertado del mundo, pero lo del incendio... ¡lo del incendio es de traca! Claro que los peques sin cole unos días seguro que no se quejaron ja ja ja

    Disfruta del día festivo de mañana, celebres lo que celebres, que un día libre a todos nos viene de lujo

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Cuca!! Oh, si, el bizcocho está muy rico, y lo bueno para mi, es que a pesar de llevar café, no sabía apenas, cosa que me alegré, aún así, lo hice descafeinado y bastante largo, para que tuviera un toque justo y no me quedara incomible para mi, ja, ja.
      Lo del castillo del terror, fue terrorífico de verdad, ja, ja. Es lo que tiene, niños jugando con niños, pues nosotros tampoco es que éramos muy maduros entonces, y así pasó. Besitos.

      Eliminar
  2. Madre mía!! Ese castillo del terror fue una auténtica pesadilla... Me veo en una así y aborrezco Halloween para el resto de mi vida, al comenzar a leer la historia ni imaginaba que terminaría en llamas...
    El bizcocho me parece todo un acierto con esa cobertura de choco-caramelo que debe estar divina. Me encantan los bizcochos húmedos, sinceramente más que los sequitos y esponjosos, me cuesta bajarlos por la garganta aunque sé que a la mayoría les pirran. Con esta sesión chocolatera a mí ya me has conquistado. Feliz Halloween o Día de Todos los Santos. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Alicia!! Reconozco que a mi me gustan todos los bizcochos, los más secos y los húmedos como este. Soy bizcochera total, ja, ja.
      Y sí, el castillo del terror fue un poco caótico, menos mal que por lo menos, no nos pasó a ninguno nada. Besitos.

      Eliminar
  3. ¡Hola! El pastel me encanta, pero es que la historia... ¡es buenísima! Me he reído un montón con el reparto de papeles, madre mía. ¿Cómo que no repetisteis la experiencia del castillo? Jajaja. La verdad es que os ha quedado una buena anécdota y seguro que inolvidable.
    Un abrazo y Feliz Halloween :)

    ResponderEliminar
  4. Hola Isabvel,que pintaza tiene ese pastel de chocolate y café.......Terrorifícamente deliciosoooooo¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
    Lo del castillo del terror.........si que es de poner los pelos de punta¡¡¡¡
    Feliz Halloween¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  5. Hola Isabel !! ese bizcocho todo chocolatoso tiene una pinta de muerte jaja pero de muerte de la buena ,seguro que si lo hubieras preparado entonces el resultado de la quema del castillo hubiese sido otro
    me encanta como se ve
    besitos

    ResponderEliminar
  6. Ohh menuda pesadilla que dio ese castillo del terror, de que manera más terrorífica terminó y eso no es el final que esperabais en fin suerte que no hubo daños personales eso es cosa ya más sería, supongo que se te han quitdo las ganas de pasar por otra vez por ello.
    A mi eso de Halloween no me entusiasma, soy más de Castañas y panellets ya sabes, hablando de ellos mientras leo tu receta estoy probando uno de los que hice ayer tarde, que rico igual que tu pastel me encanta todo lo que lleva, así cualquier día de estos cae seguro y más ahora que voy a tener más tiempo libre, hoy he terminado contrato y me voy a tomar un descansito por un tiempo.
    Bueno disfruta de esta noche y mañana todo lo mejor que puedas, mil besos bonita.

    ResponderEliminar
  7. Pues yo no creo que la experiencia del castillo fuera tan mala, me parece un gran trabajo por vuestra parte y a fin de cuentas el final no podía ser otro, era el castillo del terror.
    Me apunto también a la experiencia religiosa de probar ese bizcocho, que nada más verlo y en consonancia con la fecha, ha conseguido que se me salgan los ojos. Si hasta se puede comer con cuchara de jugoso que está. Si te llega algún niño esta noche pidiendo caramelos es mejor que le des bizcocho. Volverá a repetir, lo que no deja de ser una suerte en la noche bruja.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Isabel menudo pastel de chocolate tan tremendo, jejeje, y con ese toque cito de café tiene que estar de vicio, me encanta el café, uno de los mayores placeres para mí es un espresso con una oncita de chocolate negro, es una verdadera delicia, el café solo y si azúcar es como más bueno está, nada que ver con el que se le añade azúcar, porque pierde todo sus matices.
    Vaya lío con el castillo, eso pasa por jugar a lo que no se debe, jajajaja, pero bromas a parte, la intención es lo que cuenta, y si fue por una causa solidaria, cualquier desliz tiene perdón, bueno eso porque no salió ardiendo el. O,envío entero, porque si no sí que se os hubieran quitado las ganas de jugar a las americanadas, Jajajaja.
    Besos, y que disfrutes la fiesta, sea cual sea tu costumbre.

    ResponderEliminar
  9. La que habéis liado Isabel!! a veces haces las cosas con la mejor intención del mundo y sea por lo que sea se tuerce. Menos mal que todo fue material y nada personal y aun así que rabia. Y el ayuntamiento genial si lo tenéis que poner del bolsillo menuda gracia, eso son palabras mayores, anda que menudo disgusto. Bueno pasó ya y ahora te ríes de la historia, pero pudo ser terrorífica.
    El pastel es una preciosidad y con un corte que quita el sentido, que bien te ha quedado, y la cobertura una maravilla, lastima no poder traerme un buen trocito, para merendar mañana sería ideal.

    ResponderEliminar
  10. Hola Isabel! Y pues que maravilla con la que nos saludas un día antes jeje.
    Pues si, es muy divertido y me gusta mucho el halloween y todas las fiestas habidas y por haber también jajaja
    Este pastel... Que de digo, si casi muerdo la pantalla al verlo, luce riquísimo, buenísimo, hiper mega delicioso, sabes que me capturaste al escribir "chocolate" y todo lo demás simplemente se sumo por mi amor a primera vista de esta delicia.
    Buen descanso y muchos Besitos!

    ResponderEliminar
  11. No sé si te llego mi anterior mensaje, por el celu me falla a veces, pero te saludo y acá voy desde el compu ^_^
    Llego y leo aquella historia del castillo del terror y me sentí cómo el ahorcado, y cada personaje, es más te visualicé en el círculo que armabas con las hierbas en el suelo... aforunadamente no paso nada grave.
    De esas anécdotas se aprende siempre, hoy leo tu pastel y me alegra ver esos dos ingredientes que pensé nunca combinarías, creo que el chocolate con el café en su justa medida son explosivamente ricos, una pareja perfecta, este bizcocho me recuerda el ataúd y la historia... chocolatosamente adictivo, con todo el mimo puesto, me gusta mucho, y te digo que no siendo la más chocolatosa me comería feliz un trozo con un vaso de leche o quizás un buen café negro con un poco de leche de almendras (porque tinto no logro tomarlo, no me gusta)
    Me encanta tu receta, tu historia y por supuesto todo el trabajo que lleva tan bien explicado. Siempre disfruto y aprendo mucho de tu cocina.
    Guardo el truco de envolver en papel film para que no se reseque
    Besos y buen festivo y día de santos

    ResponderEliminar
  12. Hola Isabel!! Esta claro que de malvada no puedes ir jaja! Vaya la que liasteis con vuestro castillo del terror, no me extraña que no quisiste repetir la aventura o quizás sea que ya no os dejan jaja! Una noche de Halloween espantosa por todo lo alto... Menos mal que luego tenemos este bizcocho para recuperarnos del susto jeje! Tiene una pinta espectacular, me encanta lo húmedo que te ha quedado, y el café con el chocolate es todo un acierto, de vez en cuando me echo un chorro de café en el cola cao y queda delicioso, un moka se llama verdad? Así podría haberse llamado tu delicioso bizcocho "Moka Cake" jeje!! Me llevo un buen trozo y nos vemos la semana que viene... ;) Muchos besitos!!!

    ResponderEliminar
  13. Un terror suavizado con tu aparición con esa dulce voz, yo me pregunto si tú has logrado ser la protagonista y no el impacto que causa ver un ataúd con alguien dentro haciendo de muerto.
    Ya sólo te faltaba obsequiar a cada uno de los visitantes con un trocito de este bizcocho y ya se caían ahí muertos de gusto.
    La presentación es de diez.
    Cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
  14. Que buena pinta tiene el pastel y menuda historia, menos mal que fue por la noche y no quedaba nadie en vuestro castillo improvisado.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  15. Hola Isabel!! No me extraña que no hayáis querido volver a repetir la experiencia del Castillo de Halloween después la historia que nos has contado supongo que las personas que participasteis en evento acabariais agotadas.
    La tarta seguro que está deliciosa, por lo menos yo me comería un par de trozos para merendar ;)
    Besos, Ángela

    ResponderEliminar
  16. Realmente una historia terrorífica lo del castillo, pero no hay mal que por bien no venga, seguro. Y mientras leía tu increíble historia no me hubiera importado comer un trocito de tu super bizcocho. Besines...

    ResponderEliminar
  17. Isabek, querida, menos mal que me he dado cuenta que has publicado antes, aunque llego un poco tarde... aún así. Pero seguro que aún te queda un rico pedacito de este estupendo pastel húmedo de chocolate... al que, sin duda alguna, nadie se puede resistir: ¡qué buena pinta tiene, por favor! SE mete por los ojos con esas fotos tan lindas y se ve, sinceramente, muy apetecible.

    Por otro lado... vaya historia la del castillo del terror... eso sí que fue una historia de terror, aunque afortunadamente si ninguna baja personal... Me nos mal, que todo quedó en un susto con el incendio y que el ayuntamiento se hizo cargo y sin represalias.

    Con lo que sí, que me he reído es con tu zona happy flower... cómo te iban a poner a ti de mala, con la cara de buena persona que tienes... pero, eso sí, te "embolillaron" de lo lindo con esa "hierba extraña", jajaja!!!

    Otra cosas, qué pena lo del chico aquel que pusisteis de ahorcado, en la jaula, espero que con los años haya podido superar todos sus traumas e inseguridades. En fin, es que a veces, en la adolescencia se pasa muy mal...
    Te mando un fuerte abrazo, un beso, y nos vemos prontito, amiga.

    ResponderEliminar
  18. me mondo con tu historía es terror de verdad, pero no deja de tener su gracia¡¡¡
    el bizcocho tiene una pinta de muerte¡¡¡ lo del cafe tendre que poner poco o hacer un almibar, ya que aunque so super cafetera en los postres no me gusta.
    besos crisylaura

    ResponderEliminar
  19. Un pastel espectacular! Tiene que estar delicioso. Menos mal que se quedó en un susto.
    Un placer volver por tu cocina. Un abrazo, Clara

    ResponderEliminar
  20. Hola Isabel, los pasteles de chocolate son mi perdición, no me extraña que lo hayas bautizado como húmedo, lo has bañado inteligentemente de café y de chocolate y caramelo. Debe estar muy esponjoso y sabroso. Besos amiga.

    ResponderEliminar
  21. Menuda aventura! menos mal que todo quedo en un susto, como me gusta este pastel humedo tiene todos los ingredientes necesarios para ser el numero uno, la mezcla cafe y chocolate es de mis preferidas, biquiños

    ResponderEliminar
  22. Isabel, esa historia me hizo sentir de todo. Primero sentí mucha felicidad y ternura por lo que estaban organizando, una muy bonita labor. Después me empezó a causar gracia cómo se fue dando todo, y al final no podía creer que hubiera acabado con un incendio. Ya no supe ni cómo reaccionar. Como que me dieron ganas de reír, pero no sabía si era lo correcto. Jajajaj.

    Sabes que sin el chocolate no puedo vivir! Que por cierto ya que el chocolate tiene magnesio, dicen que si se te antoja mucho, es que probablemente tengas una deficiencia de magnesio. Si es así, creo que tengo deficiencia de magnesio siempre, jajajaja.

    Un pastel de chocolate exquisito, bravo!!!!
    ¡Miles de besos y abrazos!

    ResponderEliminar
  23. Isabel, no te lo tomes a mal, la historia del castillo del terror es un poco dramática, pero me lo he pasado bomba leyéndola jajaja sobre todo con lo del pobre ahorcado, quiero pensar que todo fue debido a la inocencia que aporta la juventud...

    ¿Dices que Halloween viene poquito a poco? Aquí por la calle vi a muchísima gente disfrazada, pero no solo niños como otros años, muchos mayores con disfraces terroríficos, es lo que tiene la globalización y el hacernos consumir un poco más...

    En cuanto a la receta, no quiero enrollarme más, solo te diré que me parece un pastel magnífico

    Abrazos y buen fin de semana!!

    ResponderEliminar
  24. Hola Isabel. Vaya fiesta debisteis de montar jj. Aunque leyendo despacio creo que no elegisteis muy acertadamente los disfraces de cada uno jj, lo digo por eso de ponerle al más deprimido la soga del ahorcado y al introvertido encerrarlo en una jaula jj. Me habría gustado verte vestida como dices jj. Debiste causar sensación.
    Y sensación ha causado este pastel húmedo de chocolate pues solo con ver las fotos ya dan ganas de coger un trozo y comenzar a saborearlo porque estoy seguro de que tiene que estar exquisito.
    Que disfrutes del fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. madre mía isabel, cómo para repetir la experiencia!! te estaba leyendo y no sabía si reír o llorar. pobrecilla. Aunque seguro que ahora lo recuerdas y te hace gracia, jajaja!! hay que tomarlo con buen humor. será mejor que disfrutemos de tu pastel tan rico y tan delicioso, eso sí que vale, sin miendo ni terror, un manjar de dioses!!!

    ResponderEliminar
  26. Me ha parecido extraordinario tu pastel, además de tener una pintaza increíble debe estar muy rico.
    Tal vez se adivinaba el final ¡terrorífico! como para Halloween. Menos mal que no se vio afectada ninguna persona. Besitos guapa.

    ResponderEliminar
  27. Isabel, te ha quedado divina, con ese chocolate que tanto adoro. Ese Drácula de verdad querría morir, porque fumar dentro del ataud, todo aburrido y todo ahumado debe haber aido el infierno. ¡Ay! ¡Las luces! Mamma mia.
    Estas dos semanas llego tarde a todo por un problema gordo con internet vamos, con Vodafone, son un verdadero desastre. Lo estoy contando para que el que haya pensado cambiarse que ni se le ocurra. 10 días sin línea en ninguno de lo dos operadores y sin darte ni una explicación. Yo lo cuento por si las moscas.
    Muchos besos y buen finde a ver ai nos dejan descansar, cocinar, charlar y hacer lo que nos dé la real gana. Hoy no es mi día.

    ResponderEliminar
  28. Hola Isabel! Ya tenía ganas de venir a ver ese bizcocho de chocolate que vi hace unos días. .. que bueno tiene que estar... me encantaría comerme un cachito ahora jajaaa. ..
    Por cierto menuda fiesta de Halloween que hicisteis en aquella ocasión. .. me hubiese gustado poder ver ese castillo del terror... con lo que me gusta un sarao jajaaa. .. eso sí... luego sale una reventá jajaaa
    Un beso corazón y feliz finde!

    ResponderEliminar
  29. Hola, buena receta. Seguramente lo intentaré. Mientras tanto te sigo, entonces no me perderé nada. Si pasas por mi lado Yo sería feliz

    ResponderEliminar
  30. ¡Hola!
    Primero de todo decir que me ha encantado la historia del castillo, como me he reído cuando he leído que te dieron unas hiervas " que se supone que eran legales"... Estas historias son las típicas que cuando pasan piensas " Solo me puede pasar a mi!".
    Respecto al bizcocho solo de ver las fotos se me hacia la boca agua, y encima con café... me lo apunto y le diré a mi novio que me lo haga jajaja
    Gracias por compartir las recetas y anécdotas.

    Un besito :)

    ResponderEliminar
  31. Hola tesoro, me he sonreído al leer que no dabas la talla de malvada, de eso estoy convencida y de que tus visitantes salían muy very happy de tu zona también. Son experiencias muy chulas de vivir y recordar.
    Lo que no se me va a olvidar es este bizcocho, hago uno muy parecido, sin el sirope, en el que el café va en la masa, es para desayuno, aunque este tuyo es un pastel como dios manda y un perfecto acompañamiento para la sobremesa.
    Me gusta mucho.
    Un besote

    ResponderEliminar
  32. jo Isabel, me ha pasado como a javier, me ha dado mucha risa leer el reparto de papeles, jajajaja y el resto de la historia, a pesar de que el final fue un poco impactante jejejeje,
    Lo que mejor sabor de boca me deja es la vista del delicioso pastel que nos traes, me lo he anotado, me ha encantado y lo tengo que probar, debe estar delicioso y lo quiero comprobar!!

    ResponderEliminar
  33. Jolín,,,vaya tela marinera...de escándalo...un saludo desde Murcia....

    ResponderEliminar
  34. Hola guapísima !!!
    Vine hoy, en el día de tu cumple por si habías adelantado la publicación al igual que la semana pasada. Pero no, ya veo que andarás de celebración y esta semana seguirás con tu rutina habitual.
    Te aseguro firmemente que dejé un comentario y no lo veo por ningún sitio. Con lo que me pude reir mientras leía la historia del castillo y la hierbas legales jajaja, que vete tú a saber qué era por los síntomas que tenías.
    Desde luego aquello si que fue meterse en el papel totalmente, el castillo del terror, ha debido hacer historia en el pueblo.
    Y del pastel solamente puedo decirte que me parece delicioso, los bizcochos me gustan de todos los sabores y colores, pero si lleva chocolate, me dejas hipnotizada.
    Besotes gordos mi niña, que pases un feliz día . . . y que cumplas muchossss mássss !!!!

    ResponderEliminar
  35. El bizcocho se ve delicioso muy húmedo y jugoso. la mezcla de chocolate y café me encanta, menos mal que no pasó nada grave con lo del incendio.
    Muchas felicidades besitosss.

    ResponderEliminar
  36. Madre mia mi querida amiga, el caetillo del terror al final si que fue terror de verdad lo melor es que ya paso cuando no habia nadie y solo fueron daños materiales, Bueno deciete que este pastel me a vuelto loca, que tiene que er un bocado divino, y que te ha quedado espectacular. Mil besicos princesa

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por la visita!! Me encantaría que me dejaras un mensaje y me comentes si te ha gustado la receta. Si tienes alguna duda, también me puedes escribir al siguiente correo rescalvo7@gmail.com
Por cierto, no participo en cadenas de premios, ¡¡gracias!!